Por Nacho Palou — 10 de Mayo de 2009

Shizo Kanakuri abandonó la maratón de los juegos Olímpicos de 1912 debido al calor y se volvió a Japón. Pero no lo notificó a los jueces de la carrera, que lo dieron por desaparecido durante 50 años, antes de descubrir que estaba vivito y coleando en su país y que había seguido compitiendo... en 1966 la televisión sueca le ofreció terminar la maratón inacabada. Kanakuri aceptó y la completó en un tiempo de 54 años, 8 meses, 6 días, 8 horas, 32 minutos y 20,3 segundos.

Compartir en Flipboard Compartir en Facebook Tuitear

PUBLICIDAD




Un libro de @Alvy y @Wicho

Se suponía que esto era el futuro | un libro de Microsiervos, por Alvy y Wicho

Se suponía que esto era el futuro
Ciencia, tecnología y mucho más
www.microsiervos.com/libro


PUBLICIDAD