Por @Wicho — 4 de Julio de 2007

La inmensa mayoría de las tarjetas de débito y de crédito del mundo exigen que cuando las vas a usar en un cajero automático introduzcas un PIN de cuatro dígitos, pero en realidad este número de dígitos no se escogió tras ningún tipo de estudio ni por ningún tipo de limitación técnica.

Tal y como cuenta John Shepherd-Barron, el inventor del cajero automático moderno, en The man who invented the cash machine, él pensaba en usar seis dígitos, pero al comentarle la idea a su mujer esta le dijo que no era capaz de recordar más de cuatro dígitos, con lo que así quedó la cosa.

(Vía: Schneier on Security.)

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear

Microsiervos Selección


The Internet of Things: Do-It-Yourself at Home Projects

EUR 18,63

Comprar


5 Very Good Reasons to Punch a Dolphin in the Mouth

EUR 11,17 (Reseña en Microsiervos)

Comprar


Amazon Associates

Los productos aquí enlazados están a la venta en Amazon. Incluyen un código de Afiliado Amazon Associates que nos cede un pequeño porcentaje de las ventas. Los productos están seleccionados por los autores del blog, pero ni Amazon ni los editores de los libros o fabricantes de los productos participan en dicha selección.

Más libros y productos en:

Microsiervos Selección