Por Nacho Palou — 19 de Junio de 2018

Main qimg 061c30770169928befdf5388a31eba4a c

En Quora han hecho el curioso ejercicio de especular cómo sería el planeta Tierra si las superficies de agua fueran tierra y los océanos ocupasen las superficie de tierra, en What would the world be like if the land area and ocean areas of Earth were switched?

Más alla de la imagen resultante de ese "nuevo y extraño planeta" la nueva configuración afectaría al clima y a la habitabilidad, e incluso al transporte: "Los viajes terrestres quedan limitados en gran medida a las regiones costeras, ya que los altos escarpes del interior hacen que la construcción de carreteras sea un reto."

Una Tierra en la cual la superficie de agua se ha reducido al 29% —que ocupa en el mundo real la superficie de tierra— implicaría que la Tierra sería un planeta múcho más seco y frío: "La superficie de esta Nueva Tierra está ocupada en gran parte de elevadas mesetas. Con una superficie más reflectante, menos corrientes oceánicas y una atmósfera más fina sobre la tierra, gran parte del planeta está congelado. Sólo las zonas costeras cercanas al ecuador son lo suficientemente cálidas para la agricultura", dice el geógrafo John M. Adams.

Debido a que las grandes fosas marinas ahora están en la superficie la altitud promedio de la tierra pasa "de los actuales 840 metros sobre el nivel del mar a unos impresionantes de 3.700 metros de altitud." El pico más alto sería el Monte Challenger en la Cordillera de las Marianas (10.994 metros). Debido a esta nueva altitud promedio, más elevada, al atmósfera sobre la tierra sería más fina.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear