Por @Alvy — 14 de Octubre de 2014

Tomato-Juice-CampbellSi el zumo de tomate es una de tus bebidas favoritas por su sabor y textura cuando vas en avión pero apenas lo bebes estando en tierra no eres la única persona a la que le sucede esto… y parece que hay una razón científica para ello. Según unos investigadores de la Fraunhofer Society todo tiene que ver con la presión de la cabina del avión: al ser menor de lo normal hace que la sangre reciba un poco menos de oxígeno, debilite nuestro sentido del gusto y además reseque la nariz y la boca. En estas condiciones de presión el zumo de tomate parece más ácido, sus minerales saben mejor y resulta más refrescante – especialmente si lo condimentas con algún tipo de picante, salsa inglesa o Tabasco. Algo que apenas se nota en tierra pero que en el avión marca la diferencia. [Fuente: Un estudio encargado por Lufthansa a la Fraunhofer Society + i100 / The Independent / Foto (CC) Claus Ableiter @ Wikimedia Commons]

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear

Microsiervos Selección


1984

EUR 4,74

Comprar


Transition

EUR 5,49

Comprar


Amazon Associates

Los productos aquí enlazados están a la venta en Amazon. Incluyen un código de Afiliado Amazon Associates que nos cede un pequeño porcentaje de las ventas. Los productos están seleccionados por los autores del blog, pero ni Amazon ni los editores de los libros o fabricantes de los productos participan en dicha selección.

Más libros y productos en:

Microsiervos Selección