Por @Alvy — 14 de Noviembre de 2019

Tanto por Twitter como por otras redes lleva unos días rondando este vídeo viral que ahora publica también el diario chileno La Tercera, pero del que no se conoce la fuente. Lo describen como «Manifestantes derriban drones de policía con punteros láser» y está datado con fecha 12 de noviembre. A pesar de todas las dudas que suscita, resulta muy ciberpunk, en cualquier caso.

El vídeo es interpretable de muchas formas e incluso es difícil saber qué sucede exactamente. Lo único que parece casi seguro es que es de esa fecha y de las manifestaciones en Chile. El dron (que es uno, no varios) podría ser de la policía o no, puede haber sido derribado o simplemente haber bajado; puede que bajara por el efecto de las decenas de punteros láser que lo «acosan» o simplemente porque se le agotara la batería o porque quien lo está volando lo hace bajar.

Las especulaciones que circularon fueron muchas: había quien decía que «parece perder un rotor» (lo cual sería efecto más bien de una pedrada, no un láser) y que «se ve cómo intenta compensar». Tampoco se sabe qué modelo de dron es: hay quien dice que un DJI, quienes dicen que otros. Algunos de estos drones tienen un sistema visual para evitar obstáculos, que podría verse afectado por los láseres. Este tipo de láseres no tiene potencia como para quemar nada a tanta distancia, pero su uso está prohibido por ejemplo para deslumbrar a los pilotos de aviones o helicópteros; en España son hasta 600.000 euros de multa y 5 años de cárcel. Al parecer en diversas manifestaciones en diversas ciudades y países se han usado para deslumbrar helicópteros también. Sin más datos poco puede afirmarse y todo son especulaciones: los láseres podrían cegar la cámara del dron, pero la cámara no es obligatoria para volar un dron (se puede hacer visualmente).

La realidad es siempre menos emocionante que los gritos enfervorizados de la multitud: según parece alguien estaba grabando también a menos de dos metros del propietario del dron en el momento en el que lo recibió –equipado con sus gafas y controles– en una bajada controlada. Así que no era un dron de la policía. No fue «derribado». Y casi nada en el vídeo es lo que parecía.

Otro momento WTF es que la gente allí congregada parece gritar «¡al fuego, al fuego!» cuando el propietario del dron lo recoge «manualmente» y se empieza a ir de allí.

_____
En la parte política del asunto no entramos. Lo que nos interesa es la parte tecnológica de los drones, los láseres y la escena ciberpunk, la posibilidad de derribar un aparato con ese método y el hecho de que esto haya circulado como un viral con un titular que parece que no tener mucho que ver con lo sucedido realmente.

Compartir en Flipboard Compartir en Facebook Tuitear

PUBLICIDAD

Microsiervos Selección


Identificadores de cables Dotz

EUR 10,53

Comprar


Disco duro WD My Passport 4 TB

EUR 109,79

Comprar


Kindle Oasis 2

EUR 249,99

EUR 219,99 (Reseña en Microsiervos)

Comprar


Amazon Associates

Los productos aquí enlazados están a la venta en Amazon. Incluyen un código de Afiliado Amazon Associates que nos cede un pequeño porcentaje de las ventas. Los productos están seleccionados por los autores del blog, pero ni Amazon ni los editores de los libros o fabricantes de los productos participan en dicha selección.

Más libros y productos en:

Microsiervos Selección