Por Nacho Palou — 21 de Octubre de 2016

Boeing está convirtiendo en drones decenas de cazas F-16 Fighting Falcon ya obsoletos. El resultado son aeronaves sin piloto que conservan algunas de sus capacidades. Aunque no disparan, sí pueden volar controlados de forma remota y sin piloto. Se utilizan como objetivos voladores y a escala real para pruebas, como objetivos «casi reales» contra los cuales probar nuevas armas y nuevas generaciones de cazas. También se usan en para el entrenamiento de pilotos.

La conversión de los F-16 en QF-16, que es la denominación que adquieren una vez convertidos en aviones no tripulados, cuesta algo más de un millón de euros por unidad. El proceso dura varios meses y comienza con la extracción de componentes y elementos prescindibles, cambios estructurales y la incorporación de todo el cableado y la electrónica —incluyendo un ordenador de vuelo mejorado– que reemplazará al piloto humano, explican en Avionics Magazine.

Antes que estos F-16 hasta ahora la US Air Force venía utilizando con el mismo fin los aún más viejos F-4 Phantoms convertidos en drones, los QF-4, los cuales ya empiezan a escasear. Vía Popular Mechanics.

Compartir en Flipboard Compartir en Facebook Tuitear

PUBLICIDAD

Microsiervos Selección


La criptografía

EUR 11,40 (Reseña en Microsiervos)

Comprar


Almost Astronauts: 13 Women Who Dared to Dream

EUR 24,29 (Reseña en Microsiervos)

Comprar


Zeno’s Paradox: Unraveling the Ancient Mystery Behind the Science of Space and Time

EUR 10,03 (Reseña en Microsiervos)

Comprar


Amazon Associates

Los productos aquí enlazados están a la venta en Amazon. Incluyen un código de Afiliado Amazon Associates que nos cede un pequeño porcentaje de las ventas. Los productos están seleccionados por los autores del blog, pero ni Amazon ni los editores de los libros o fabricantes de los productos participan en dicha selección.

Más libros y productos en:

Microsiervos Selección