Por Esther — 13 de Abril de 2010

Langenegg , un pueblo austríaco de 1.100 habitantes, no tenía transporte público pese a que sus vecinos tienen una elevada movilidad obligada. Era el imperio del coche particular.

Sin embargo, el Ayuntamiento no tenía ningún vehículo y el coste por los desplazamientos del personal era elevado. Hasta que se les ocurrió comprar un coche de biodiesel y alquilarlo a los propios vecinos.

Lo llaman el Cincuenta , por suponer el 50% de costes, contaminación, consumo de espacio público y de energía. El precio del kilómetro- 0,25 céntimos- incluye los gastos de mantenimiento del coche y está estipulado qué pasa en caso de accidente, multas y otros incidentes.

El personal municipal sólo puede coger su propio coche si el Cincuenta no está libre y los vecinos, si se hacen socios, pagan algo menos y tienen más facilidades de reserva.

Compartir en Flipboard Compartir en Facebook Tuitear

PUBLICIDAD




PUBLICIDAD


Microsiervos Selección


Fooled by Randomness

EUR 9,47

Comprar


Axiomático

EUR 17,05 (Reseña en Microsiervos)

Comprar


Amazon Associates

Los productos aquí enlazados están a la venta en Amazon. Incluyen un código de Afiliado Amazon Associates que nos cede un pequeño porcentaje de las ventas. Los productos están seleccionados por los autores del blog, pero ni Amazon ni los editores de los libros o fabricantes de los productos participan en dicha selección.

Más libros y productos en:

Microsiervos Selección