Por @Alvy — 31 de Mayo de 2010

La corriente del golfo y el vertido. Foto: NASA

Sigue sin poder contenerse el vertido de crudo del Golfo de México y parece que a BP y al gobierno norteamericano se les están acabando las opciones... y hasta las ideas.

En este artículo se habla de una opción inquietante: hacer detonar una bomba nuclear sobre el fondo marino para detener el vertido [original en inglés: The Nuclear Option: It may happen.]. ¿Una idea de científicos locos? No sería la primera vez: al parecer los soviéticos ya lo hicieron, en 1963 con un depósito de gas que explotó, y que se solucionó a là Armageddon, perforando y haciendo detonar un dispositivo nuclear que selló la fuga.

El otro punto interesante del asunto está en Ecos del futuro: ¿Apoyarían los ecologistas una detonación nuclear con fines ecológicos?

Por supuesto la opción nuclear parece bastante improbable. Sería difícil para Obama tomar una decisión de una envergadura política como esa. Y tampoco creo que a BP le gustasen las consecuencias económicas de renunciar a la explotación de los yacimientos de la zona. Pero dada la magnitud del vertido y la experiencia que tenemos en detonaciones nucleares en la corteza más las técnicas de perforación disponibles, parece la única opción realista: detonar la bomba y cruzar los dedos.

De continuar las cosas como siguen en la actualidad, parece que pronto el dilema estará servido.

Compartir en Flipboard Compartir en Facebook Tuitear

PUBLICIDAD




PUBLICIDAD