Por @Wicho — 26 de Noviembre de 2022

La Tierra como una pequeña bola blanco azulada en medio del negro del espacio vista desde las una de las cámaras de la cápsula Orión de la misión
La Tierra vista desde la Orión tras pasar por el lado oculto de la Luna el pasado día 21 – NASA TV

Esta pasado noche la cápsula Orión de la misión Artemisa I de la NASA usaba su motor proncipal para modificar su velocidad y así entrar en órbita alrededor de la Luna. Fue la seguna maniobra necesaria para insertarse en órbita; la primera tuvo lugar el pasado día 21 cuando la cápsula hizo un sobrevuelo cercano de nuestro satélite para, también usando el motor principal, curvar su trayectoria alrededor de él.

Es la primera vez desde que el 11 de diciembre de 1972 –sí, hace casi 50 años– que una nave diseñada para, eventualmente, llevar personas a bordo, entra en órbita alrededor de la Luna. En aquella ocasión fue el Apolo 17.

El momento de máxima aproximación a la superficie de nuestro satélite se produjo el día 21 a las 13:57, hora peninsular de España (UTC +1), cuando la cápsula pasó a tan sólo unos 130 kilómetros de ella. Por el contrario, la distancia máxima fue de casi 92.000 kilómetros

La maniobra la llevó a cabo el motor principal de la cápsula, que es uno de los motores de uno de los sistemas de maniobra orbital de los transbordadores espaciales. Es un motor que se estrenó en el Challenger en la misión STS-41-G y que había hecho su último vuelo al espacio hasta ahora en la misión STS-112 instalado en el Atlantis. Pero este sí será su último vuelo ya que el módulo de servicio de la cápsula Orión, en el que va montado, no se recupera.

La Orión está ahora en una órbita distante retrógrada. Distante porque es en una gran elipse que la ha llevado a esos casi 92.000 kilómetros de la Luna. Retrógrada porque gira en el sentido opuesto al desplazamiento de la Luna alrededor de la Tierra.

Además, durante su desplazamiento alrededor de la Luna llegará a estar unos 100.000 kilómetros más lejos de la Tierra de lo que alcanzó la tripulación del Apolo 13, que hasta ahora –aunque involuntariamente– tenía el récord de distancia a nuestro planeta de una nave tripulada.

Se puede seguir la posición de la cápsula en tiempo real en Artemis Real-Time Orbit Website, aunque las unidades están en el sistema imperial; en NASA Artemis I LIVE está la señal en directo que transmiten las cámaras de a bordo. Y en el álbum Artemis I se puede ir viendo una selección de las espectaculares imágenes que está enviando la Orión.

Cuando el 5 de diciembre se aproxime de nuevo a la Luna, el motor principal volverá a encenderse para, aprovechando el tirón de la gravedad lunar, sacar la cápsula de su órbita y ponerla de camino a la Tierra. El amerizaje está previsto para el domingo 11 a las 18:35, de nuevo hora peninsular española.

Si todo va bien Artemisa II será una misión tripulada en la que cuatro personas sobrevuelen la Luna. En teoría en 2024, pero no sería de extrañar que se retrasara su lanzamiento. Y, de nuevo si todo va bien, Artemisa III será la misión en la que volvamos a pisar la superficie de la Luna. Será, además, la primera vez que una mujer y una persona no blanca –que pueden ser la misma persona– lo hagan. La NASA dice que en 2025. Pero parece bastante improbable, porque no están listos ni el aterrizador ni los trajes espaciales necesarios. Y no parece que vayan a estar listos a tiempo.

Compartir en Flipboard Tuitear

PUBLICIDAD




PUBLICIDAD


Desarrolla más rápido con Xojo