Por @Wicho — 27 de Septiembre de 2018

Captura del Kounotori 7

Andrew Feustel utilizó el Canadarm 2, el brazo robot de la Estación Espacial Internacional, para capturar el carguero espacial Kounotori 7 las 13:34 del 27 de septiembre, hora peninsular española. Luego, operándolo en remoto desde Houston, los controladores de la Estación se encargaron de acoplarlo al puerto que apunta hacia la Tierra del módulo Harmony.

Controladores en Houston

El Kounotori 7 lleva a bordo 6,2 toneladas de carga, que incluyen suministros variados, agua, piezas de repuesto y experimentos para los tripulantes de la Estación; también lleva seis baterías de iones de litio para sustituir las de níquel-hidrógeno originales de la EEI.

Las baterías serán extraídas del compartimento no presurizado del Kounotori 7 utilizando el Canadarm 2, aunque serán necesarios un par de paseos espaciales para desconectar las anteriores, retirarlas, y poner en su lugar y conectar las nuevas.

El resto de la carga lo extraerán los tripulantes de la EEI simplemente entrando en el Kounotori 7, ya que el módulo presurizado se convierte en una extensión más de la Estación mientras están acoplados, lo que permite entrar en él en mangas de camisa.

Los cargueros Kounotori son los que tienen la escotilla de mayor tamaño de todos los vehículos que llevar suministros a la EEI como las cápsulas de carga Cygnus, Dragon y Progress, así que a bordo de él van algunos módulos realmente grandes como un nuevo sistema de reciclado de la atmósfera de la Estación diseñado por la Agencia Espacial Europea que tiene un tamaño similar al de una nevera y una caja de guantes diseñada por la NASA.

La caja de guantes durante sus pruebas en Tierra

La llegada del Kounotori 7 a la Estación es una de las últimas grandes tareas de Andrew Feustel, cuyo retorno a Tierra está previsto para el 4 de octubre a bordo de la Soyuz MS-08 junto con Oleg Artemyev of Roscosmos y Ricky Arnold.

El Kounotori 7, por su parte, nunca volverá a Tierra, ya que está diseñado para desintegrarse en la atmósfera el final de su misión repleto de material de desecho y ya no necesario en la Estación.

Pero en esta ocasión se probará por primera vez la HTV Small Re-entry Capsule (HSRC). Es una cápsula de 84 centímetros de ancho y 66 de alto con un peso de 180 kilos con un volumen interno de 30 litros en la que se pueden enviar de vuelta a la Tierra hasta 20 kilos de muestras, pues está diseñada para sobrevivir a la reentrada y amerizar suavemente colgada de un paracaídas tras ser expulsada de lo Kounotori.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear