Por @Wicho — 27 de Noviembre de 2018

Primera foto tomada por InSight en Marte

No es gran cosa porque está hecha a través de la cubierta del objetivo –que está cubierta de polvo– de la cámara de contexto de la sonda InSight de la NASA pero la de arriba es la primera imagen que tomó, pocos segundos después de su aterrizaje en Marte. Eso quiere decir que el aterrizaje ha ido a la perfección. De hecho todo, incluida la retransmisión de la telemetría a través de los CubeSat MarCO, ha funcionado perfectamente. La hora oficial del aterrizaje fueron las 20:52:59 del 26 de noviembre de 2018, hora peninsular española.

InSight es la octava misión que la NASA consigue hacer aterrizar en Marte tras las Viking 1 y 2, la Mars Pathfinder, Spirit, Opportunity, la Phoenix y Curiosity.

Pero tras el aterrizaje aún quedaba un paso crucial para que la llegada de InSight a Marte pudiera considerarse un éxito total: era necesario que sus paneles solares se extendieran, lo que estaba programado entre las 21:09 y las 21:25, hora peninsular española. Sólo para entonces los MarCO estaban fuera de contacto con InSight –no llevaban, ni de lejos, combustible como para entrar en órbita alrededor de Marte– con lo que hubo que esperar a la madrugada del día 27 a que la Mars Odyssey saliera de detrás del horizonte y pudiera comunicarse con InSight para ver si ese importante paso se había producido.

Paneles solares OK

Y de nuevo todo funcionó como estaba previsto y a eso de las 2:30 del día 27 la Mars Odyssey mandaba a Tierra la confirmación de que los paneles solares de InSight estaban desplegados y cargando sus baterías. También envió la foto que precede a este párrafo, en la que se ven el sismógrafo, el gancho que se encargará de cogerlo de la cubierta superior de InSight y depositarlo en tierra, y el brazo robot de Insight que se encargará de esta tarea.

La foto está tomada, de hecho, con la Instrument Deployment Camera, la Cámara para el despliegue de instrumentos, que está en el brazo robot de InSight, aunque también con la cubierta del objetivo aún puesta. En los próximos días el brazo robot será activado y desde el control de la misión empezarán a utilizarlo para explorar el suelo en las proximidades de la sonda para decidir dónde colocar sus instrumentos, aunque aún tardarán como dos o tres meses en hacerlo.

InSight, cuyo nombre viene de Interior Exploration using Seismic Investigations, Geodesy and Heat Transport, en español, Exploración Interior utilizando Investigaciones Sísmicas, Geodesia y Transmisión de Calor, tiene como objetivo primario determinar por primera vez si hay actividad sísmica en Marte, la cantidad de calor que emana de su interior, y estimar el tamaño de su núcleo y si este es líquido o sólido. El objetivo secundario de la misión es estudiar la geofísica, la actividad tectónica, y el impacto de meteoritos en Marte.

Para ello sus instrumentos principales son un sensibilísimo sismógrafo –capaz de detectar movimientos equivalentes al de medio átomo hidrógeno– conocido como SEIS, de Seismic Experiment for Interior Structure, o Experimento Sísmico para Estructura Interior, y una especie de taladro conocido como Heat Flow and Physical Properties Package, Paquete de flujo de calor y propiedades físicas, o HP3 diseñado para penetrar hasta cinco metros en la superficie de Marte. SEIS fue construido por el CNES francés, mientras que HP3 lo fue por el DLR, el centro aeroespacial alemán. Ambos serán colocados sobre la superficie de Marte mediante eeeeeel gaaaaancho. Serán los primeros instrumentos de la historia que coloquemos directamente sobre la superficie de Marte.

Les acompañan TWINS, de Temperature and Winds for InSight, Temperatura y vientos para InSight, una especie de estación meteorológica construida por el Centro de Astrobiología del Instituto Nacional de Técnica Aeroespacial español que además de recoger datos sobre la meteorología servirá de sensor para que SEIS pueda descartar vibraciones producidas por el viento; LaRRI, de Laser RetroReflector for InSight, un reflector que va montado en la parte superior de InSight y que servirá para que futuros orbitadores puedan usarlo como punto de referencia a la hora de medir su altitud sobre el planeta; y RISE, de Rotation and Interior Structure Experiment, Experimento de radio para la rotación y estructura interior, que es básicamente una rad io que emitirá una señal que nos permitirá determinar la posición de Marte con una precisión de 10 centímetros desde la Tierra y así hacernos una idea de cómo de sólido es su interior, pues eso afecta a la forma en la que gira sobre sí mismo, de forma parecida a como un huevo crudo y un huevo cocido no giran igual.

InSight sobre Marte con sus instrumentos desplegados
InSight sobre Marte con sus instrumentos desplegados – NASA/JPL-Caltech

En InSight Lander hay un interactivo en 3D que muestra los componentes principales del aterrizador.

La duración prevista de la misión es de dos años, aunque dependiendo del estado de los paneles solares y de la cantidad de electricidad que vayan produciendo según se cubren de polvo es posible que sea extendida.

Está en Twitter como @NASAInSight.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear