Por @Wicho — 29 de Junio de 2018

De aquí a maestros de la costura

Me ha llamado la atención descubrir que las mantas térmicas que van a ayudar a proteger a los módulos de la misión BepiColombo a Mercurio de la Agencia Espacial Europea y de la Agencia Japonesa de Exploración Aeroespacial se cosen a mano para ponerlas en su lugar.

En este caso las mantas son blancas, en lugar de las doradas, más habituales, porque tienen que soportar más calor y están hechas de fibras de cuarzo.

La cara del Mercury Planetary Orbiter en la que está trabajando el técnico es el panel que siempre mirará la superficie de Mercurio, por lo que es el que alberga la mayoría de los instrumentos de a bordo. Esto incluye las cámaras y espectrómetros del orbitador, un altímetro láser y un analizador de partículas. A la izquierda de todo en esta imagen está el mástil del magnetómetro, que también va cubierto por su correspondiente aislamiento.

La cara de la sonda que apunta a la izquierda es la que albergará los radiadores, que se encargarán de disipar hacia el espacio tanto el calor generado por los sistemas de a bordo como el calor que genere el Sol y que se cuele al interior de las mantas térmicas. Allí hay una serie de tuberías que estarán unidas a los radiadores para echar ese calor fuera. Los óvalos son los seguidores de estrellas que ayudarán al MPO a orientarse.

El Mercury Transfer Module también lleva sus mantitas

***

BepiColombo es la primera misión de la ESA que tiene como destino Mercurio y, si todo va bien, será la segunda de la historia que entre en órbita alrededor del planea más cercano al Sol tras la Messenger de la NASA.

Impresión (muy) artística de la misión BepiColombo
Impresión (muy) artística de la misión BepiColombo en órbita alrededor de Mercurio – ESA

El lanzamiento está previsto para octubre de 2018, aunque no llegará a su destino hasta 2025, porque «caer» en dirección al Sol sin que te atrape requiere una complicada maniobra de aproximación que requiere una man¡obra de asistencia gravitatoria con la Tierra, dos con Venus, y seis con Mercurio antes de que se produzca la inserción orbital.

En general, se espera que la misión pueda dar respuestas, pistas y datos sobre el origen y evolución de un planeta tan cercano a su estrella; detalles sobre el planeta en sí: Forma, interior, estructura, geología, composición y cráteres; la composición y dinámica de lo que queda de su atmósfera; y a estructura y dinámica de su magnetosfera, así como el origen de su campo magnético.

Relacionado,

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear