Por @Wicho — 18 de Junio de 2018

La Administración Espacial Nacional China (CNSA) ha confirmado la llegada a su órbita de trabajo de Queqiao, el satélite que hará de relé de comunicaciones entre el control de la misión y el aterrizador y el rover de la misión Chang'e-4 a la cara oculta de la Luna.

Quequiao estará en una órbita de Lissajous alrededor del punto de Lagrange L2 del sistema Tierra–Luna, lo que le llevará a una distancia de entre 65.000 y 80.000 kilómetros de la superficie de nuestro satélite. El punto L2 se corresponde a una zona del espacio en la que la gravedad de la Tierra y la Luna «se anulan» entre ellas, con lo que es necesario muy poco combustible para mantener una órbita estable en él. Además, permite a Quequiao tener durante casi todo el tiempo línea de comunicación directa con la Tierra y la superficie del lado oculto de la Luna. Es la primera vez que colocamos un satélite en esa órbita para hacer de relé de comunicaciones, aunque la idea ya fue propuesta por Robert Farquhar, un especialista en diseño de misiones de la NASA, hace más de 40 años.

Ahora viene la fase de comprobar el funcionamiento de sus sistemas de comunicaciones, indispensables para que la misión Chang'e-4 pueda ser llevada a cabo con éxito. Su lanzamiento está previsto para noviembre o diciembre de 2018

A bordo de Queqiao va también el instrumento NCLE, de Netherlands Chinese Low-Frequency Explorer, diseñado en colaboración con los Países Bajos, aunque no se activará como poco hasta después del aterrizaje de Chang'e-4.

***

La CNSA también ha confirmado que el contacto con el microsatélite Longjiang-1, lanzado a a la vez que Quequiao junto con su gemelo Longjiang-2, se perdió poco después de que realizara la maniobra de inserción translunar que lo tenía que haber sacado de la órbita terrestre para ponerlo camino a la Luna.

Longjiang-2, sin embargo, está en órbita alrededor de la Luna y ya ha enviado alguna foto hecha con la cámara que lleva a bordo diseñada por en la Ciudad para la Ciencia y la Tecnología Rey Abdulaziz de Arabia Saudí.

La Luna y la Tierra vistas desde el Longjiang-2

El objetivo de los Longjiang era realizar observaciones astronómicas desde la Luna en longitudes de onda que la atmósfera terrestre absorbe; habrá que ver qué impacto tiene en la misión la pérdida de uno de los dos satélites.

Compartir en Flipboard Compartir en Facebook Tuitear

PUBLICIDAD

Microsiervos Selección


American Gods

EUR 7,59

Comprar


Dealers of Lightning: Xerox PARC and the Dawn of the Computer Age

EUR 11,62

Comprar


Mecánica cuántica

EUR 11,40 (Reseña en Microsiervos)

Comprar


Amazon Associates

Los productos aquí enlazados están a la venta en Amazon. Incluyen un código de Afiliado Amazon Associates que nos cede un pequeño porcentaje de las ventas. Los productos están seleccionados por los autores del blog, pero ni Amazon ni los editores de los libros o fabricantes de los productos participan en dicha selección.

Más libros y productos en:

Microsiervos Selección