Por @Wicho — 30 de Junio de 2021

Virgin Orbit ha conseguido lanzar con éxito un nuevo cohete LauncherOne. Es el segundo lanzamiento con éxito de este tipo de cohete. Bautizada como Tubular Bells, Part One¹ la misión, que la empresa la considera como el primer lanzamiento operativo del cohete, ha puesto en órbita cuatro cubesat para el Space Test Program del Departamento de Defensa de los Estados Unidos; el satélite Brik-2 de la Real Fuerza Aérea Neerlandesa; y dos satélites de observación terrestre Stork de la empresa polaca SatRelvolution, la primera empresa privada en contratar un lanzamiento con Virgin Orbit.

El LauncherOne es un cohete de dos etapas de combustible líquido que puede colocar hasta 300 kg en órbita sincrónica al Sol o hasta 500 en órbitas de baja inclinación. Mide 21 metros de largo y pesa 30 toneladas al lanzamiento. Es lanzado desde el aire por un avión nodriza que lo lleva hasta una altitud de unos 9.000 metros. Se encarga de ello el Cosmic Girl; un Boeing 747 convenientemente modificado para poder portarlo bajo su ala izquierda entre el fuselaje y el motor número dos.

En este sentido es similar al Pegasus de Northrop Grumman. Pero el Pegasus usa combustible sólido, lo que lo hace menos flexible, pues ese tipo de motores una vez que se encienden no se pueden parar, mientras que la segunda etapa del LauncherOne soporta varios encendidos, lo que permite colocar distintas cargas en distintas órbitas.

Cosmic Girl durante la carrera de despegue – Virgin Orbit
Cosmic Girl durante la carrera de despegue – Virgin Orbit

El coste por lanzamiento del LauncherOne se estima en unos 10–12 millones de dólares. Así que ahora viene el momento de demostrar su modelo de negocio. En especial teniendo en cuenta que se estima que Virgin Orbit ha invertido entre 500 y 750 millones de dólares para llegar a estar lista para el primer lanzamiento. Y esa es una inversión muy grande a recuperar.

La empresa planea otro lanzamiento más este año desde el aeropuerto de Mojave, aunque espera aumentar la frecuencia de lanzamientos el año que viene con hasta seis programados. Uno de ellos será desde el Espaciopuerto de Cornwall, en Inglaterra, y otro desde la Base de la Fuerza Aérea Andersen en Guam, una isla del Pacífico occidental. Y es que precisamente una de las ventajas de lanzar desde el aire es que te puedes llevar el Cosmic Girl a cualquier lugar del mundo desde el que pueda operar un 747 –siempre que tengas los permisos adecuados– y lanzar desde allí.

Pero por ahora no tienen prisa porque están aprovechando el tiempo entre lanzamientos para estudiar los datos y hacer pequeños ajustes en los procedimientos y en el cohete. De hecho el lanzamiento del pasado 18 de enero fue el primero en el que obtuvieron datos aerodinámicos durante todo el vuelo; el primer lanzamiento de un LauncherOne en mayo de 2020 fracasó porque se rompió una de las conducciones de oxígeno líquido que alimentaban el motor de la primera etapa, que se paró al quedarse sin él. En cualquier caso con el de hoy han sido tres lanzamientos en 13 meses. SpaceX, por ejemplo, necesitó 29 meses para hacer sus primeros tres lanzamientos.

Está en Twitter como @VirginOrbit.

¹ Tubular Bells de Mike Oldfield fue el disco con el que se estrenó Virgin Records, la empresa con la que Richard Branson empezó a amasar su fortuna. Y la primera pista del disco era Tubular Bells Part One. Así que tiene un cierto sentido que haya dado nombre a la primera misión comercial de Virgin Orbit. Ahora falta por ver si seguirán usando nombres de pistas de discos de la «empresa madre».

Compartir en Flipboard Compartir en Facebook Tuitear

PUBLICIDAD




Un libro de @Alvy y @Wicho

Se suponía que esto era el futuro | un libro de Microsiervos, por Alvy y Wicho

Se suponía que esto era el futuro
Ciencia, tecnología y mucho más
www.microsiervos.com/libro


PUBLICIDAD