Por @Wicho — 16 de Julio de 2018

Chuches carísimas

Aparte de recuperar la primera etapa de los Falcon 9 y el Falcon Heavy otro objetivo que persigue SpaceX de cara a abaratar los lanzamientos es la de recuperar la cofia que protege a la carga útil del rozamiento con la atmósfera en los primeros minutos del vuelo. Es un componente que ronda los 5 millones de dólares.

Para ello desde hace algún tiempo están intentando pescar al menos una de las mitades de la cofia con Mr. Steven, un barco que lleva una gran red sobre la que tiene que aterrizar esa pieza de 2,5 millones de dólares suspendida de un paracaídas que un sistema de guiado a bordo de la cofia lleva hacia el barco.

Pero hasta ahora las cofias siempre han aterrizado en el agua, aunque fuera por pocos metros. En estas condiciones es posible que sean reutilizables, aunque necesitarían más procesado que una cofia recuperada en seco.

Casi en el agua

Así que SpaceX ha decidido ampliar la red de Mr. Steven, tal y como se puede ver en la imagen superior, duplicando sus dimensiones, lo que le da una superficie cuatro veces mayor que antes. Algunos aficionados la estiman en unos 3.600 metros cuadrados, lo que según como lo mires es casi medio campo de fútbol, algo menos de un tercio de campo de fútbol, o casi cualquier cosa entre esas dos medidas. Y es que el sistema métrico campofutbolero es lo que tiene.

Mr. Steven ya ha salido al mar con su nueva red y se espera que vuelva a intentarlo el próximo 25 de julio con el lanzamiento número 7 de la empresa con satélites Iridium Next.¡

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear