Por Nacho Palou — 12 de Marzo de 2009

Crumpler New Delhi 620

Después de la conversación en ¡Ah, las (dichosas) bolsas para el equipo!, y de sopesar un par de modelos de bolsa sugeridos amablemente en los comentarios, al final opté por el modelo New Delhi 620 de Crumpler.

La pedí por Internet en la tienda europea de Crumpler (físicamente situada en Alemania), y tardó exactamente cinco días incluyendo un fin de semana por medio. Eso sí, al precio de la bolsa (179 euros) hay que sumar otros 17 euros de gastos de envío.

En cuanto a la bolsa, es grande pero no exagerada. En teoría permite llevar un cuerpo mediano o grande y cuatro objetivos, aunque esto último depende del tamaño de cada uno. Puedo contar cuatro objetivos si uno de ellos es una pequeña focal fija (50 mm) o si renuncio al flash externo.

La 620 permite llevar, a la vez que algo de equipo fográfico, un portátil de hasta 15 pulgadas. Más o menos la bolsa tiene su misma profundidad, una medida parecida a la altura de un Canon 70-200, que también cabe de pie.

Crumpler New Delhi 620

La terminación es buena, aunque el sistema de ajuste de la longitud de la correa es un poco rara, y el sobrante queda colgando a su aire. Incluye lo que llaman la "tercera pata" que permite enganchar la bola con una segunda correa por el pecho y bajo el brazo, perfecto para evitar que se mueva al agacharse o ir en bicicleta.

El velcro de cierre es típicamente "crumpleriano": tan ruidoso como para no poder abrir la bolsa si cerca hay gente durmiendo. Aunque no se aprecie, la New Delhi dispone de un asa superior que permite cogerla con una mano sin que cuelge de la correa; precisamente la ausencia de asa superior era una de las grandes pegas de las Daily, sobre todo en comparación con sus primas amercianas las Million Dollar Home.

El compartimento destinado para el equipo fotográfico se puede extrar completamente a modo de sub bolsa, de modo que se puede dejar el equipo en casa sin tener que sacarlo.

Compartimentos y huecos por doquier: delante, a lo lados, por dentro, por fuera, en la tapa, sin cierre y con cierre de velcro, cremallera... otra cosa es que todos sean prácticos.

Cuánto te quepa depende de lo que tengas y de lo que quieras llevar, pero es factible meter un cuerpo, un tele medio-largo (tipo hasta 300, tal vez 400 mm), un par de objetivos medianos (o tres si uno o dos son pequeños); además de un flash y accesorios varios como filtros, cargadores, elementos de limpieza y batería y poco más.

Anotaciones relacionadas:

Compartir en Flipboard Compartir en Facebook Tuitear

PUBLICIDAD




PUBLICIDAD