Por Nacho Palou — 7 de Enero de 2009

En los cambios de hora de verano e invierno normalmente me sucedía que para el reloj de la cámara me llevaba semanas o meses darme que cuenta de que no lo había actualizado aún, de modo que al final decidí dejarlo siempre en horario GMT y así no tener que cambiarla nunca.

De este modo sé que en los meses con horario de invierno (noviembre, diciembre, enero, febrero y marzo) mi hora local (la hora de la foto) es +1 y en el horario de verano (abril, mayo, junio, julio, agosto, septiembre, octubre) es +2 horas respecto al momento en que se creó la imagen.

Tampoco tengo que cambiarlo si utilizo la cámara en otras zonas horarias, me basta con etiquetar el nombre de la ciudad o el lugar para conocer el desplazamiento horario correspondiente a la fecha.

Compartir en Flipboard Compartir en Facebook Tuitear

PUBLICIDAD




Un libro de @Alvy y @Wicho

Se suponía que esto era el futuro | un libro de Microsiervos, por Alvy y Wicho

Se suponía que esto era el futuro
Ciencia, tecnología y mucho más
www.microsiervos.com/libro


PUBLICIDAD