Por Nacho Palou — 24 de Marzo de 2008

Canon Battery Grip
Empuñadura de batería de Canon. Tiene capacidad para dos baterías o en su lugar permite utilizar pilas estándar del tipo AA.

La empuñadura de batería o grip es un accesorio habitual, disponible para la mayoría de las cámaras réflex. Tiene la doble función de proporcionar una superficie de agarre adicional por donde coger la cámara, mejorando la ergonomía en disparos verticales o en "modo retrato", y de incrementar la autonomía de la misma al incluir una batería de mayor tamaño o albergar una batería adicional.

Aunque siempre me pareció un accesorio un poco superfluo (nada te impide llevar una batería adicional en el bolsillo para ese extra de energía), cambié de idea inmediatamente después de probarla y comprobar cuánto mejor se agarra la cámara, tanto en vertical como en horizontal.

Después de casi un año utilizando la empuñadora en mi cámara estas son las principales ventajas (y más abajo las desventajas) que he encontrado:

Ventajas

  • Especialmente a poco que tengas las manos un poco grandes notarás que sujetarla con la mano al completo (con todos los dedos) resulta mucho más cómodo y relajado --y da mucha más seguridad.
  • Mejora del reparto de pesos. Utilizando objetivos grandes o más pesados, como teleobjetivos, el conjunto resulta más equilibrado ya que la empuñadura y la batería adicional hacen de contrapeso.
  • Según el modelo, además de poder incrementar la autonomía con baterías adicionales o más potentes, también permiten hacer funcionar la cámara con seis pilas normales del tipo AA, disponibles casi en cualquier parte del mundo —y que si hace falta puedes tomar prestadas del flash compacto.
  • Cambia totalmente la ergonomía de la cámara en formato vertical: las empuñaduras normalmente incluyen un botón de disparo adicional y, según la marca y el modelo, también pueden duplicar otros controles como el dial de ajustes, el bloqueo de exposición y enfoque y el de selección de los puntos de enfoque.

Desventajas

  • Se incrementa el peso y el tamaño de la cámara de forma notable (no menos de 230 gramos sin baterías), lo cual puede suponer que sea necesario cambiar de bolsa y que hay que cargar con más peso (aunque es bastante fácil de quitar y poner según las circunstancias). Además la cámara llama más la atención.
  • También hay que tener cuidado a la hora de colocar la cámara en el trípode por cuestones de peso y estabilidad (especialmente con los minitrípodes de bolsillo), así como en el momento de dejarla “de pie” ya que probablemente caerá de frente golpeando el extremo del objetivo —utilizando la empuñadura es mejor apoyarla sobre el costado izquierdo según la tienes cogida.
  • El precio es otra cosa a tener en cuenta, ya que las empuñaduras de modelos réflex de acceso no bajan de los 120 euros; aunque hay modelos de terceras partes, algunos más económicos y otros mejores y aún más caros.

Página de accesorios de Nikon, unidades de alimentación y de Canon Accesorios (opción “Empuñaduras de bateria”).

Compartir en Flipboard Compartir en Facebook Tuitear

PUBLICIDAD




PUBLICIDAD


Microsiervos Selección


A Geek in Japan: Discovering the Land of Manga, Anime, Zen and the Tea Ceremony

EUR 20,36

Comprar


Apollo VII – XVII photography book

EUR 47,50 (Reseña en Microsiervos)

Comprar


Amazon Associates

Los productos aquí enlazados están a la venta en Amazon. Incluyen un código de Afiliado Amazon Associates que nos cede un pequeño porcentaje de las ventas. Los productos están seleccionados por los autores del blog, pero ni Amazon ni los editores de los libros o fabricantes de los productos participan en dicha selección.

Más libros y productos en:

Microsiervos Selección