Por @Alvy — 13 de Abril de 2020

Estos días estamos viendo –y sufriendo– cómo gente que nunca había hecho una videoconferencia se enfrenta a un nuevo formato. En otras palabras: graban sus vídeos en unas condiciones técnicas tan deplorables que a veces no se sabe si son oscuros orcos en una tenebrosa cueva de Mordor o si han montado la webcam en el castillo de Drácula donde llevan meses encadenados sin afeitarse. Y hay hasta quien se atreve a salir así en la tele en prime time.

Visto lo visto, que mejor que los briconsejos de la videobloguera de HotAndFlashy, que se dedica habitualmente a dar consejos de belleza. En este en concreto descubre los secretos de cómo salir todo guapérrimos en las videoconferencias, ya sea en Zoom, Facetime, Skype o lo que sea que uses. Puede sonar superfluo, pero también es práctico y efectivo. En serio: son los diez minutos más resultones que vivirás en pleno confinamiento,tan fáciles de aplucar que se acabaron las excusas.

Puedes saltarte la paja y empezar en [02:28], donde se enumeran los siete trucos para conseguir el mejor resultado:

  • Encontrar el lugar con mejor luz de la casa. Tan fácil como coger el teléfono y darte un paseo por todas las ventanas a ver cuál tiene mejor luz. Puedes probar a encender alguna luz o añadir alguna lámpara. (Este es mi truco favorito)
  • Colocar la cámara a ligeramente encima de la altura de los ojos, idealmente centrada y a una distancia que deje la parte superior de la cabeza justo en el borde superior de la imagen (y se te vea parte del cuerpo y los brazos). Se pueden usar libros como soporte.
  • Trabajarse un poco la imagen y sobre todo peinarse. Lo cual incluye maquillarse, para quien le apetezca y tenga habilidades para hacerlo.
  • Utilizar un fondo sin «distracciones». Casi cualquier rincón de la casa vale, pero que no contenga imágenes en movimiento y que los objetos estén más bien ordenados. Los expertos tienen una habitación, mesa y fondo dedicados (y siempre limpios).
  • Mirar a la webcam, no a uno mismo. El resultado es mucho mejor porque se te ve «mirando a cámara».
  • Procurar no distraerse. No juguetear con objetos, el pelo, rascarse la oreja, etcétera. Yo además siempre pongo un cartel de «estoy tele-reunido» en la puerta de la habitación, por si hay más gente en casa.
  • Vestirse elegante pero informal. No hace falta ir de traje pero tampoco conviene ir en chándal. Y como dice la presentadora: «si te vas a vestir sólo de cintura para arriba, mejor que tengas todo lo que necesites a mano no vayas a tener que levantarte…»

Aparte de esto yo añadiría otros temas más técnicos:

  • Limpiar la cámara con un pañito o limpiagafas apropiado.
  • Conseguir el sonido más limpio posible. Idealmente, un buen micrófono; alternativamente auriculares con cable y micrófono (mejor que inalámbricos, que añaden algo de retardo) y mejor que el micro al aire del portátil (última opción).
  • Asegurarse que la cámara no está inclinada sino perfectamente equilibrada en la horizontal.
  • Silenciar las notificaciones y/o apagar el móvil.
  • Si el ancho de banda va escaso, detener otros programas que puedan estar usando la conexión. lo cual incluye el Netflix del salón y el wifi de otros móviles.
  • Si usas un portátil, no olvidar enchufarlo, que la batería puede agotarse.

Suerte con la próxima videoconferencia y a ver si se nota la diferencia.

Compartir en Flipboard Compartir en Facebook Tuitear



PUBLICIDAD

Curso Técnico Superior en desarrollo de aplicaciones multiplataforma