Por @Alvy — 8 de Mayo de 2018

La demo recogida por Tech Insider que se ha realizado hoy de Google Duplex [completa a partir de 01:20] tiene bastantes puntos fuertes en unas aparentemente «improvisadas» conversaciones entre lo que denominan «una persona no real» (izquierda) y «una persona real» (derecha).

Y es que esta implementación de la inteligencia artificial en el asistente de Google va más allá de los tranquilizadores Mm… Hmm… que cabría esperar como truco de salón. Por ejemplo la asistente tiene una voz ultrarrealista, responde rápido y con soltura a los cambios, usa modismos y frases hechas y podría decirse que supera la prueba con nota. La prueba consiste en reservar cita en una peluquería.

La segunda demo, reservar una mesa para siete en un restaurante, está en 03:14 y acaba de forma un poco diferente porque la dificultad es superior: todo son problemas y dudas, aunque el asistente se defiende dignamente y pese a todo casi lo consigue.

Aparentemente también, ninguno de los interlocutores se percata de que está hablando con una inteligencia artificial, no con lo que se suele denominar jocosamente una persona humana. Quizá por eso Google las diferencia en su terminología como «personas reales»/«no-reales» (pero «personas», no «asistentes digitales» o algo parecido).

Visto lo visto, próxima parada: Test de Turing.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear