Por @Alvy — 31 de Octubre de 2022

Wiring my home with Fiber - Stefan Schüller

La fibra óptica es más rápida, más segura y sin duda más elegante que el cable telefónico, el coaxial de Ethernet o incluso que las ondas del wifi, que no llegan a todas partes y a veces lo hacen con interferencias. Así que Stefan Schüller se armó de paciencia y cuenta en Cómo he cableado mi casa con fibra óptica cómo lo hizo. El resultado: una casa con conexiones dignas de datacenter a 10 Gbps, por unos ~3.000 euros.

El artículo es bastante detallado, aunque Stefan dice que no es un experto en el tema y advierte que muchas cuestiones serán «posiblemente mejorables, porque de todo se aprende». Explica la planificación, cómo decidir el tipo de fibra, los transceptores SFP, switches, conectores de pared, el router y otros chismes. Además de eso para cortar y empalmar la fibra hacen falta instrumentos especiales, que también explica cómo funcionan.

Transceptor SFPPor lo que tengo entendido esa instalación puede ser más complicada qe un «tirar cables» convencional no sólo por lo de las herramientas, sino porque la fibra óptica es frágil; de hecho se recomienda que no haga «esquinas» bruscas sino gráciles giros y bucles o se perderá parte de la señal. No sé yo qué tal aguanta la fibra en los pasos a través de la instalación eléctrica (especialmente en las salidas por los conectores de pared), pero parece que aguanta, por lo que cuenta. La casa en la que lo instaló debe tener dos pisos; seguramente le sobraron algunos de los 500 metros de fibra que compró. El coste está detallado pieza por pieza, y al cambio son unos ~3.000 euros para 4 PCs y con 4 switches.

§

Esto me ha recordado mi propia experiencia allá por 2002 cuando en un cambio de casa decidí cablear todas las habitaciones con Ethernet, algo poco usual para la época. El electricista me miró con cara rara, pero estuvo encantado de hacerlo (¡gracias, Paco!) y allí que se puso a pasar cable por la instalación y a crimpar cables y conectores. Durante una época –la del wifi lento, entrecortado y que apenas tenía cobertura– fue estupendo. Luego llegó el wifi moderno y dejó de ser tan útil porque no había mucha diferencia (fue cuando también empezaron a desaparecer los conectores Ethernet de los portátiles). Hasta que llegó la época del ADSL bestial, los juegos online y entonces los milisegundos contaban; así que tener un coaxial volvió a ser una gran ventaja.

Relacionado:

Compartir en Flipboard Tuitear

Desarrolla más rápido con Xojo