Por @Wicho — 30 de Enero de 2013

Aunque surgieron un poco por accidente uno de los componentes fundamentales de la estructura física actual de Internet son los puntos en los que los distintos operadores conectan sus redes entre si.

En ellos cada uno de los operadores y proveedores de acceso interesados instalan equipos propios conectados por un lado a sus propias redes y por otro a los de aquellas otras empresas con las que mantiene los pertinentes acuerdos y que también tienen equipos en esos mismos nodos neutros.

Sala de interconexión
El acceso a la sala de conexión está muy restringido y controlado

Así estos puntos neutros sirven para hacer que todo funcione más rápido a la vez que hace que la propia Internet sea más resistente ante accidentes, averías y sabotajes, ya que si se cae una conexión por un lado siempre suele haber otras que se pueden hacer cargo del tráfico que no puede circular por esta.

En Viaje al centro de internet: de tu ordenador a la red global se puede leer la crónica y ver las fotos de la visita a uno de estos puntos de interconexión, en concreto el conocido que tiene Terremark en Madrid, como Nap de las Americas.

Y si te interesa saber más acerca de cómo está montada Internet, Tubos de Andrew Blum me está pareciendo muy recomendable, aunque todavía no me lo he terminado.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear

Microsiervos Selección


La cuestión vital: ¿Por qué la vida es como es?

EUR 13,29

Comprar


One Click: Jeff Bezos and the Rise of Amazon.com

EUR 9,49

Comprar


Amazon Associates

Los productos aquí enlazados están a la venta en Amazon. Incluyen un código de Afiliado Amazon Associates que nos cede un pequeño porcentaje de las ventas. Los productos están seleccionados por los autores del blog, pero ni Amazon ni los editores de los libros o fabricantes de los productos participan en dicha selección.

Más libros y productos en:

Microsiervos Selección