Por @Alvy — 3 de Octubre de 2010

Dodecaclip / Yang Enqi (CC) by Alvy

Estuve pasando un rato construyendo este dodecaedro con clips que propusieron en el blog de Make, a partir de una idea de Yang Enqi, una pequeña preciosidad «hecha con material de oficina».

Los clips de colores se consiguen en papelerías o en las tiendas de «todo a 100»; se necesitan 60 en total, así que con un par de cajas y menos de dos euros se puede montar la figura, que puede plantearse casi como un puzzle.

Dodecaclip-Detail

{ Importante: llegados a este punto puedes intentar montarlo a partir de las fotos, o seguir leyendo para ver algunas ideas al respecto }

La técnica puede deducirse a partir de las fotos: consiste en montar doce pentágonos, idealmente con seis colores distintos (aunque mis clips sólo tenían cuatro) que irán en caras opuestas. Los clips de cada pentágono del mismo color tienen que ir engarzados de forma pentagonal por uno de los extremos; para conseguirlo hay que colocar los cinco, desmontar el último de ellos, engancharlo adecuadamente con los demás y volverlo a montar.

Cuando todos los pentágonos están listos hay que ir uniendo unos con otros metódicamente buscando el patrón que compone el dodecadro. Cada pentágono se une por dos vértices con el de al lado, esa es la clave, aunque parezcan estar demasiado separados. Se pueden desplegar en plano prácticamente todos menos tres o cuatro para irlos uniendo y luego irle dando forma tridimensional.

Aunque el conjunto parece bastante inestable al principio, una vez unida la primera mitad comienza a tomar forma y volverse sólido con solo sujetarlo en el aire por uno de los vértices ya montados: la gravedad hace el resto.

Eso sí: sólo al final, cuando se coloca la última pieza, se logra la rigidez total del conjunto, algo que mientras lo estás montando parece casi imposible.

___

Si te gusta lo que has leído puedes comprar nuestro libro Se suponía que esto era el futuro, con más historias como esta:
Nuestro libro: Se suponía que esto era el futuro

o también invitarnos a un café. ¡Gracias!
Buy Me A Coffee. ¡Gracias!
___

Compartir en Flipboard Tuitear