Por @Alvy — 1 de Mayo de 2014

La técnica es esta: (1) con un cuchillo, destornillador o cuchilla de afeitar rascas una zona de la parte metálica, lo que lo volverá transparente. (2) Cuando queda solo el plástico lo calientas con un mechero unos 15-20 segundos. (3) Soplas y… ¡Pompas de plástico! Se solidifican casi al instante en extrañas formas.

Como bonus puedes comprobar que la estulticia de los comentaristas de YouTube sigue batiendo récords; recientemente fueron nombrados algo así como la mayor peste que asola Internet: lo peor de lo peor.

Compartir en Flipboard Compartir en Facebook Tuitear

Microsiervos Selección


The Big, Big, Big Book of Brainteasers

EUR 10,00 (Reseña en Microsiervos)

Comprar


Blood, Sweat, and Pixels: The Triumphant, Turbulent Stories Behind How Video Games Are Made

EUR 10,22

Comprar


Makey Makey Kit

EUR 46,90 (Reseña en Microsiervos)

Comprar


Amazon Associates

Los productos aquí enlazados están a la venta en Amazon. Incluyen un código de Afiliado Amazon Associates que nos cede un pequeño porcentaje de las ventas. Los productos están seleccionados por los autores del blog, pero ni Amazon ni los editores de los libros o fabricantes de los productos participan en dicha selección.

Más libros y productos en:

Microsiervos Selección