Por Nacho Palou — 14 de Enero de 2014

Un turismo convencional con orugas en lugar de ruedas no es mucha novedad. Plantear el cambio de rueda a oruga casi sobre la marcha, como quien se para a poner las cadenas para la nieve o a desconectar los cubos de la tracción total, es otra cosa.

El resultado del montaje de las Track N Go es bastante pintón y se las promete en un vehículo bastante divertido de conducir — pero también es cierto que el coche no hace mucho más allá de lo que podría hacer per se o con neumático de invierno. Es más, montar y desmontar las orugas es bastante engorroso en realidad. Ah, y las orugas cuestan tanto como un coche, unos 25.000 dólares.

Compartir en Flipboard Compartir en Facebook Tuitear

PUBLICIDAD




PUBLICIDAD


Microsiervos Selección


Origin StoryOrigin Story: A Big History of Everything

EUR 10,99 (Reseña en Microsiervos)

Comprar


La lengua de las matemáticas y otros relatos exactos

EUR 13,30 (Reseña en Microsiervos)

Comprar


Amazon Associates

Los productos aquí enlazados están a la venta en Amazon. Incluyen un código de Afiliado Amazon Associates que nos cede un pequeño porcentaje de las ventas. Los productos están seleccionados por los autores del blog, pero ni Amazon ni los editores de los libros o fabricantes de los productos participan en dicha selección.

Más libros y productos en:

Microsiervos Selección