Por @Alvy — 13 de Octubre de 2018

Lo que se ve no es un simulacro, ni una película, ni nada por el estilo: es una colisión entre dos barcos mercantes en alta mar, en las costas de Córcega. Resulta que por alguna razón que todavía se está estudiando hace unos días el ferry tunecino Ulysse se empotró contra el buque portacontenedores CLS Virginia que estaba fondeado en vacío a unos 28 km de la isla.

Por suerte no hubo víctimas. Pero la colisión no fue un simple «golpe de chapa», sino que la calificaron de «brutal abordaje», algo un tanto incompresible porque tanto el mar como los vientos estaban tranquilos y había buena visibilidad, así que probablemente se debió a un error en la programación de la ruta.

El caso es que la colisión provocó el vertido de 600 metros cúbicos de combustible del CLS Virginia, que se extendieron en unos 20 kilómetros cuadrados, y que aunque son un pequeño desastre ecológico para la zona, pudo ser rápidamente controlado por las autoridades.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear