Por Nacho Palou — 14 de Agosto de 2002

La cafeína recibe varios nombres (entre otros: teína, metaína y guaraná —así que por mucho que mole el anuncio que no te vendan la moto que es lo mismo) y puede tener composiciones químicas distintas aunque siempre es básicamente lo mismo. Científicamente se llama trimetilxantina y su fórmula principal es la que da título a este texto. En su forma pura, aisalada, la cafeína es un polvo blanco y cristalino de sabor muy amargo que se obtiene principalmente durante el proceso de descafeinado del café y té.

En medicina se utiliza como estimulante cardíaco y diurético (aumenta la producción de orina) y con fines menos científicos se utiliza en muchos tipos de bebidas para potenciar la energía física y el estado de ánimo, así como para permanecer más tiempo despiertos [recuerdos de la época de estudiantes aquí] y más espabilados si uno se ve obligado a pemanecer despejado más tiempo del que voluntariamente querría.

Estrictamente hablando, la cafeína es una droga adictiva (en su forma más extendida, el café —aunque también se encuentra en el té y el chocolate, por ejemplo) que estimula el cerebro de forma similar a como lo hacen las anfetaminas, la cocaína y la heroína —aunque de una forma más suave.

Fuente
La Adicción al Café
FAQ about Caffeine

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear

Microsiervos Selección


Dealers of Lightning: Xerox PARC and the Dawn of the Computer Age

EUR 11,62

Comprar


The Decipherment of Linear B

EUR 13,55 (Reseña en Microsiervos)

Comprar


Amazon Associates

Los productos aquí enlazados están a la venta en Amazon. Incluyen un código de Afiliado Amazon Associates que nos cede un pequeño porcentaje de las ventas. Los productos están seleccionados por los autores del blog, pero ni Amazon ni los editores de los libros o fabricantes de los productos participan en dicha selección.

Más libros y productos en:

Microsiervos Selección