Por Nacho Palou — 5 de Julio de 2018

El método es un poco retorcido, estilo Rube Goldberg, e incluso necesitas encender fuego para encender fuego. De hecho es necesario utilizar un fuego más potente que el fuego que se consigue encender.

Pero, hey, el resultado cumple lo que promete: encender una cerilla utilizando agua. De paso es una demostración de la energía térmica que es capaz de acumular el agua en forma vapor supercalentado.

Relacionado,

Compartir en Flipboard Compartir en Facebook Tuitear

Microsiervos Selección


Homo Deus: Breve historia del mañana

EUR 12,34

Comprar


The Decipherment of Linear B

EUR 13,55 (Reseña en Microsiervos)

Comprar


Amazon Associates

Los productos aquí enlazados están a la venta en Amazon. Incluyen un código de Afiliado Amazon Associates que nos cede un pequeño porcentaje de las ventas. Los productos están seleccionados por los autores del blog, pero ni Amazon ni los editores de los libros o fabricantes de los productos participan en dicha selección.

Más libros y productos en:

Microsiervos Selección


PUBLICIDAD