Por Nacho Palou — 31 de Agosto de 2012

Tal vez ser el primero en poner la bota en la luna no tenga precio, pero desde luego no es que estuviera muy bien pagado. Según cuentan en The Atlantic el libro Moondust: In Search of the Men Who Fell to Earth da algunas cifras:

[Los astronautas que iban a la luna] recibían en concepto de dietas y gastos por desplazamiento lo mismo que si hubieran estado destinados en cualquier otro lado fuera de la base de Bakersfield: ocho dólares al día antes de aplicar varias deducciones (como por ejemplo por alojamiento, ya que el gobierno proporcionaba la cama en la nave espacial)

Esos ocho dólares de 1969 equivalen hoy a 50 dólares. 40 euros de hoy en concepto de dietas y gastos de viaje menos el alojamiento. Como para abrir el minibar del módulo de mando.

Lo de ser astronauta entonces tampoco era un chollo económicamente; los astronautas cobraban el mismo sueldo que cualquier oficial del ejército, unos 17.000 dólares al año, en 1969. 80.000 euros de hoy en día. «Eran simplemente parte de un equipo de la NASA que logró pasearse por la luna con éxito».

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear

Microsiervos Selección


The Codebreakers

EUR 63,88 (Reseña en Microsiervos)

Comprar


Bobby Fischer: Profile of a Prodigy

EUR 35,22 (Reseña en Microsiervos)

Comprar


Amazon Associates

Los productos aquí enlazados están a la venta en Amazon. Incluyen un código de Afiliado Amazon Associates que nos cede un pequeño porcentaje de las ventas. Los productos están seleccionados por los autores del blog, pero ni Amazon ni los editores de los libros o fabricantes de los productos participan en dicha selección.

Más libros y productos en:

Microsiervos Selección