Por @Alvy — 21 de Enero de 2008

Después de que más de 50.000 usuarios de ordenadores Apple escribieran a Steve Jobs para protestar porque sus productos eran los menos ecológicos del mercado, el nuevo MacBook Air ha merecido la «bendición» de Greenpeace al ver a la compañía realmente comprometida con la eliminación de ciertos productos químicos tóxicos de sus productos.

Si bien el iPhone todavía no lo era y Apple dejó pasar esa oportunidad, el MacBook Air que se presentó recientemente está libre de mercurio y arsénico, además de tener menos PVC y BFRs que otros modelos.

Al resto de productos todavía les falta un poco para ser realmente ecológicos, así que como sabiamente dice Greenpeace en su nota, las manzanas de Apple son más verdes, aunque no lo sean completamente todavía.

(Vía AppleSfera.)

Compartir en Flipboard Tuitear

PUBLICIDAD




PUBLICIDAD

CEV: Técnico Superior en Desarrollo de Aplicaciones Multiplataforma