Por @Wicho — 5 de Abril de 2005

Si hace algún tiempo hablábamos de nombres de producto poco afortunados, una anotación de hoy en TUAW, What kind of iPod do I have?, acerca de los distintos iPods que existen, todos con el mismo nombre, me recordó que Apple lleva años llamando igual a productos que en realidad son distintos aunque sean de la misma familia, hasta el punto de que ha tenido que crear documentos de soporte en los que explica cómo distinguirlos:

No se trata de volver a la época de Gil Amelio en la que había infinidad de modelos que sólo se distinguían en el conjunto de aplicaciones que incorporaban, pero ni tanto ni tan poco.

Ya decía Aristóteles aquello de que

La virtud es el justo medio entre dos extremos igualmente viciosos.

Compartir en Flipboard Compartir en Facebook Tuitear



PUBLICIDAD

Desarrolla más rápido con Xojo