Por @Alvy — 9 de Septiembre de 2018

Richard J. Ridel construyó esta máquina de Turing en madera, dispositivo para manipular símbolos sobre una cinta según unas reglas, que pese a su sencillez puede simular la lógica de cualquier ordenador – ingenio increíblemente importante aunque no muy práctico porque por su simplicidad ha de disponer de una cinta infinita y un tiempo infinito para cualquier tarea medianamente complicada. En palabras del propio Turing (1936):

Esta máquina pose una capacidad de memoria ilimitada en forma de una cinta infinita marcada con cuadrados, en cada uno de los cuales podría imprimirse un símbolo. En cualquier momento hay un símbolo en la máquina; llamado el símbolo leído. La máquina puede alterar el símbolo leído y su comportamiento está en parte determinado por ese símbolo – pero los símbolos en otros lugares de la cinta no afectan el comportamiento de la máquina. Sin embargo, la cinta puede moverse hacia adelante y hacia atrás en la máquina, siendo esto una de sus operaciones elementales. Por tanto cualquier símbolo en la cinta puede tener finalmente una oportunidad.

Una máquina de Turing construida en madera / Richard J. Ridel

En la explicación del funcionamiento de la máquina de Turing de madera pueden verse todos los detalles, además de algo sobre la motivación de tan peculiar construcción – que le llevó 6 meses en total, por cierto.

Básicamente el invento hace cuatro cosas: (1) leer el símbolo de la «cinta» (en este caso piezas de madera), (2) leer la tabla de configuración, (3) escribir un símbolo en la cita según esas reglas y (4) mover la cinta.

El panel cuadrado con pernos es la tabla de configuración, que básicamente indica a la máquina lo que hacer en cada caso posible. El resto son delicados y precisos mecanismos de madera con engranajes y varillas de diversos tipos para producir los efectos deseados. El diagrama circular explica los diversos pasos, que se repiten sin fin.

§

Bonus: Matt Parker con un «ordenador» construido con piezas de dominó. Son 10.000 piezas en total, que simulan las puertas lógicas básicas con las que las CPU de los ordenadores realizan cálculos binarios. El montaje en cuestión puede sumar dos números cualesquiera de cuatro dígitos binarios y da como resultado el total en cinco dígitos binarios. Es decir puede sumar desde 0+0 a 7+7.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear