Por @Alvy — 8 de Septiembre de 2018

Sólo son unos pocos acordes, pero fácilmente identificables y muy característicos. Tras esta aparente simplicidad lo que pocas personas saben es todo el trabajo que llevan detrás, algo que desvela Matthew Bennet en este pequeño vídeo de los Microsoft Story Labs.

El proceso de la creación de todos estos sonidos de alerta incluye un análisis específico de para qué se necesitan exactamente y todo el «lenguaje» que hay alrededor de ellos: si las melodías deben ser más largas o cortas, animadas o tranquilas, llamativas o quizá sigilosas. En total Benett ha creado más de 400 sonidos y melodías de alerta distintas a lo largo de los 15 años que lleva trabajando para Microsoft.

El resultado son sonidos lógicos y adecuados, que se parecen más a la música que al ¡riiing, riiing! de las viejas alertas. Se podría decir que, en el caso de este compositor, tienen mucho de filosófico y personal – algo importante para destacar en un mundo en el que nos rodean miles de soniditos digitales a todas horas.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear