Por Nacho Palou — 2 de Febrero de 2006

El principio del overclock es tan simple como efectivo: aumentando la frecuencia de funcionamiento de un procesador aumenta el número de instrucciones que procesa cada segundo y por tanto el rendimiento –aunque también aumentan la temperatura y la inestabilidad de los componentes. Pero siempre hay un pequeño margen de tolerancia que se puede invardir sin que suponga un riesgo explícito. En este caso el overclock se aplica a las tarjetas gráficas ATI y NVIDIA que llevan los Mac. Lo mejor es que se hace mediante software y «al vuelo», ni siquiera hay que reiniciar el ordenador para aplicar los cambios:

Overclockeando fácilmente las ATI de nuestros Macs – ¿Tienes un Mac con una tarjeta gráfica ATI? Pues héchale un vistazo a ATIcceleratorII. Es un programa para Mac OS X que permite aumentar la frecuencia (en Mhz) de la velocidad de la GPU y la memoria incorporada de nuestra tarjeta. No hay que reiniciar, ni instalar nuevo firmware, ni nada. Le decimos el porcentaje que queremos aumentar y listo, al vuelo.
En principio un aumento moderado de los ciclos de reloj no debería ser perjudicial. Pedro comenta que forzar el reloj sobre un 15% es suficiente para empezar a notar mejoras.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear

Microsiervos Selección


Python for Data Analysis

EUR 27,94

Comprar


Hadoop: The Definitive Guide

EUR 31,20

Comprar


Amazon Associates

Los productos aquí enlazados están a la venta en Amazon. Incluyen un código de Afiliado Amazon Associates que nos cede un pequeño porcentaje de las ventas. Los productos están seleccionados por los autores del blog, pero ni Amazon ni los editores de los libros o fabricantes de los productos participan en dicha selección.

Más libros y productos en:

Microsiervos Selección