Por @Wicho — 6 de Junio de 2005

Por lo general la WWDC de Apple no es un evento que genere demasiado interés incluso dentro del mundo de los «maqueros», salvo por la posibilidad de que la empresa anuncie algún tipo de hardware nuevo o la actualización de los modelos ya existentes, pero la de este año puede pasar a la historia.

Todo comenzó el pasado viernes cuando C/Net publicó Apple to ditch IBM, switch to Intel chips, un artículo en el que dan como un hecho que Steve Jobs va a anunciar esta tarde que Apple abandona los chips IBM y se pasa a Intel, pero no como proveedor de chips auxiliares sino como proveedor de la CPU de los nuevos Macintosh que salgan a partir de mediados de 2006.

Al principio era totalmente escéptico al respecto, pero es que a lo largo del fin de semana también el Wall Street Journal [requiere suscripción] y el New York Times en Apple Plans to Switch From I.B.M. to Intel for Chips confirmaron la noticia, con lo que la cosa va tomando otro cariz.

Así que o estos medios pierden punto de credibilidad tras esta tarde, o «aquí hay tomate».

PowerPC by Intel

Cabe la posibilidad, y es la más sencilla y que menos cuestiones plantea, de que Apple simplemente haya llegado a un acuerdo con Intel para que produzcan chips PowerPC en cantidad suficiente, cosa que IBM históricamente ha tenido problemas para hacer, situación que probablemente empeore teniendo en cuenta que las consolas de nueva generación de Microsoft, Nintendo y Sony van a llevar CPUs PowerPC.

Creo que legalmente sería posible, y evidentemente desde un punto de vista técnico Intel seguro que tiene la capacidad suficiente como para asegurar a Apple un suministro constante de chips.

¿Intel Inside?

¿Pero qué pasaría si Apple realmente va a abandonar la arquitectura PowerPC y pasarse a procesadores x86?

Para empezar, creo que sería con muchas más limitaciones de lo que por lo general se piensa:

  1. Apple tiene que disponer de una tecnología de emulación que le permita que el cambio de arquitectura sea tan transparente e indoloro como lo fue cuando pasó de los Motorola 68K a los PowerPC.

    Esta tecnología podría ser Quicktransit, de la que ya hablamos aquí en su momento. Se supone que permite ejecutar binarios de cualquier procesador en otro sin apenas pérdida de prestaciones... y aunque a la hora de hacer negocios las relaciiones personales no siempre sirven, el presidente del consejo de administración de Transitive Corp fue COO de Next en 1992 con Steve Jobs.

    Esto permitiría que aquellas aplicaciones cuyos desarrolladores no quieran o puedan portarlas a la nueva arquitectura sigan funcionando en las nuevas máquinas.

  2. Mac OS sobre Intel no correría sobre cualquier hardware clónico, so pena de canibalizar la parte más importante de los ingresos de Apple.

    Nada de "le meto Mac OS a mi PC» o de montarse un compatible Mac con componentes comprados en la tienda de la esquina.

  3. Ni nada de Windows en un Mac, claro.

    Aún en el caso de que Quicktransit pudiera permitir la ejecución de aplicaciones Windows bajo Mac OS X, creo que esta funcionalidad estaría desactivada, pues de lo contrario, ¿qué incentivos tendría un desarrollador para crear no ya aplicaciones para Mac OS X sino multiplataforma cuando con una sola versión para Windows arreglaría el asunto?

Los motivos

De todos modos, lo que más me tira para atrás es que no veo claros los motivos, y menos tras apenas haber terminado -y es discutible que realmente haya terminado- la migración a Mac OS X:
  • La diferencia de prestaciones actual entre una familia de procesadores y otra no es tanta, y además según para qué cosas habría que ver de qué lado cae la ventaja. Si incluimos en la ecuación la pérdida de prestaciones, por pequeña que sea, que causaría la emulación, la cosa tiene aún menos sentido.

  • Por lo que he podido leer, tampoco debería ser una cuestión de precio, pues los procesadores Intel son más caros.

  • Apple se puede haber hartado de IBM, pero entonces tendría más sentido conseguir que Intel le fabricara los PowerPC.
El único motivo medianamente plausible que he leído por ahí es que sea cierto lo que plantea Leander Kahney en Hollywood Orders: Apple Wed Intel y que Apple quiera hacer con las películas lo que hizo con la música con la iTunes Music Store, y que para ello, por aquello de poder llegar a los acuerdos pertinentes con los estudios cinematográficos, necesita disponer de CPUs con soporte para DRM incorporado como son los Pentium D.

Esto daría sentido a las afirmaciones de que la transición empezaría por las máquinas de gama baja: Apple querría convertir a un Mini con procesador Intel en el próximo TiVo.

Eso sí, si esto es cierto no tengo nada claro que quiera que mi próximo Mac tenga unas limitaciones impuestas por los estudios de Hollywood, así que sigo esperando y creyendo que todo esto va a quedar en una falsa alarma.

Sea como sea, sólo quedan unas horas para saberlo, en la que seguro que será la conferencia inaugural más seguida de Jobs en los últimos años.

  • Macintouch tiene ahora mismo un montón de preguntas y consideraciones acerca de todo esto que no debes perderte
Compartir en Flipboard Compartir en Facebook Tuitear



PUBLICIDAD

Desarrolla más rápido con Xojo