Por @Alvy — 6 de Julio de 2018

No sé cómo no me había percatado de la existencia de Rubik’s Race, un juego de la «familia Rubik» para dos jugadores. Poco he tardado en comprarme uno. Es mucho más simple que el cubo y apto para todas las edades (5+). No es difícil ver que se asemeja mucho al el juego del 15 pero con colores, en una matriz de 5×5 con 24 piezas –seis de cada color– de la que únicamente hay que repetir el patrón de color del cuadrado 3×3 central que aparecen al azar tras agitar un cubilete.

Lo más divertido es el hecho de que es un juego principalmente de acción y muy competitivo en plan «a ver quién acaba antes», para dos personas. Emoción máxima porque la dificultad para ambos está prácticamente igualada (las piezas están más o menos igual de desordenadas, y como del cubilete puede salir cualquier cosa, así debería ser) quien gana es quien piensa más rápido y mueve mejor las piezas para imitar el dibujo original.

Si se quiere hacer «un poco más fácil» por cualquier razón se puede incluso dejar fuera una de las piezas –que van sueltas– así hay más espacio para maniobrarlas – aunque lo suyo es que haya un solo hueco. Los tiempos de resolución están por debajo de un minuto en cuanto practicas un rato.

El precio del Rubik’s Race en la web oficial es de 22€ + 11€ de envío, en Amazon está alrededor de 20€ (incluso en Amazon Prime).

(Vía Juan Guillermo.)

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear