Por @Wicho — 6 de Julio de 2018

La Agencia India de Investigación Espacial, ISRO por su siglas en inglés, ha dado un importante paso adelante con la primera de las cinco pruebas previstas del sistema de escape de su futura cápsula tripulada.

En este caso estaban simulando un lanzamiento abortado en la plataforma que, por el motivo que sea, necesite sacar rápidamente la cápsula y sus tripulantes de encima del cohete. Para ello los siete motores de combustible sólido del sistema de escape levantaron en pocos segundos las 12,6 toneladas de la cápsula simulada en una trayectoria que alcanzó un máximo de 2,7 kilómetros de altura a la vez que alejaba la cápsula de la vertical de la plataforma. La cápsula descendió luego bajo unos paracaídas para un amerizaje más o menos suave en la Bahía de Bengala.

Los responsables de la ISRO dicen que la prueba ha sido un éxito total, pero lo cierto es que sobre el minuto 1:15 d la impresión de que la cápsula se desprende de los paracaídas antes de tocar el mar, con lo que aunque el vídeo está convenientemente editado parece que se da un piñazo contra el agua.

En cualquier caso la cápsula ha sido recuperada para su análisis, igual que serán analizados todos los datos de telemetría recibidos.

Relacionado,

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear