Por @Alvy — 15 de Septiembre de 2022

Es difícil ir a la playa y no caer en la cuenta de que las tribus playeras se pueden clasificar por el volumen de trastos que transportan: sombrillas, sillas, inflables, neveras, mesas, palas, balones y otros artilugios deportivos… Lo más normal es que vayan cargados como mulas, pero hay quien se sirve de sillas-mochila, sillas con ruedas o incluso –los más profesionales– carros plegables de cuatro ruedas ruedas específicamente diseñados para mover muchos objetos y cierto peso por inacabables arenas playeras.

Este invento de la compañía Omorobot es la culminación de la búsqueda de una solución a muchos siglos de travesías incómodas, el summum del playerismo, el destino final de una lógica evolución. Se llama Donkeybot-W y es un carro robótico eléctrico y plegable capaz de mover 50 kg hasta 12 km y que funciona con un curioso mecanismo del tipo «sígueme» (follow me).

Lo más gracioso es que el robot no utiliza gran tecnología: tan solo un delgado cable metálico retráctil cuya posición y movimientos va interpretando para tomar las curvas y entender por dónde debe ir. Si se acorta, sabe que hay que parar. Si se alarga, continuar. Es como pasear al perro, pero en elegante. Alternativamente también funciona con un mando a distancia.

Del precio, ni idea; en la web no está claro y además hay decenas de modelos similares. Aunque tiene ya un año parece un producto muy «local», aunque hacen envíos internacionales. Si todavía vas a hacer una visitilla a la playa y quieres pasar al siguiente nivel domingueril, ya sabes.

(Vía Core77.)

Compartir en Flipboard Tuitear

Desarrolla más rápido con Xojo