Por @Alvy — 10 de Septiembre de 2018

En este hilo de Twitter de Marcin Wichary –de la época en la que los hilos de Twitter no eran tan populares– se narra en primera persona y con fotos su encuentro casual y casi mágico con el Museu de la Tècnica de l'Empordà en Figueres (Girona), un lugar que además del archiconocido Museo Dalí bien merece una visita si se anda por la bella ciudad gerundense.

En las dos primeras plantas el museo tiene teléfonos, radios, estufas y otros utensilios; también relojes y máquinas de coser. Pero la tercera planta contiene cientos de máquinas de escribir antiguas algunas incluso del siglo XIX: Remington, Sholes & Glidden… Son literalmente de «los comienzos del QWERTY» porque son los primeros modelos que se conocen con ese diseño de teclado.

También hay máquinas con otras disposiciones de teclado, algunas que tienen dos teclados para mayúsculas y minúsculas (en vez de una tecla de Mayúsculas), mecanismos de margarita… En la web del museo puede accederse a la lista completa de modelos (pulsando en el alfabeto de la derecha) donde están desde las Bambino a las Yost, pasando por modelos de Edison (una llamada «Mimeógrafo»), Corona, Smith, Victoria y muchas otras.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear