Por Nacho Palou — 18 de Diciembre de 2017

Pg5pf1vupv4 clem onojeghuo

Con el inicio de este año Noruega comenzó a apagar progresivamente la radio FM en todo el país, forzando al público a sintonizar la radio digital (DAB). Al terminar el año Noruega ha completado su transición hacia la radio digital, aunque de momento sólo afecta a las emisoras nacionales y la mayoría de las cadena locales todavía siguen emitiendo en FM.

Según el gobierno noruego la radio digital es más adecuada para la compleja orografía del país, especialmente en el norte donde los numerosos valles, montañas y fiordos dificultan la propagación de la señal de radio analógica FM.

También según el gobierno noruego la decisión coincidía el envejecimiento de las actuales instalaciones públicas para la emisión de radio FM, que ya no serán actualizadas debido a su alto coste y consumo en comparación con las estaciones radio digital.

Esta transición forzada impone a los radioyentes que deseen seguir escuchando los canales nacionales de radio la necesidad de adquirir nuevos receptores digitales o adaptadores, con un coste mínimo de entre 100 y 200 dólares según The Guardian. También según The Guardian menos de la mitad (49 por ciento) de los vehículos pueden sintonizar la radio DAB.

A lo largo de 2017 el número de noruegos que escuchan la radio se ha reducido en un 10 por ciento y, de momento, la emisora pública NRK ha perdido el 21 por ciento de su audiencia.

Fotografía: Unsplash / Clem Onojeghuo.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear

Microsiervos Selección


Steve Jobs

EUR 9,49

Comprar


Secrets of the JavaScript Ninja

EUR 33,12

Comprar


Amazon Associates

Los productos aquí enlazados están a la venta en Amazon. Incluyen un código de Afiliado Amazon Associates que nos cede un pequeño porcentaje de las ventas. Los productos están seleccionados por los autores del blog, pero ni Amazon ni los editores de los libros o fabricantes de los productos participan en dicha selección.

Más libros y productos en:

Microsiervos Selección