Por @Alvy — 28 de Diciembre de 2012

Si parecía que esto de la impresión 3-D se nos estaba empezando a ir de las manos con todo tipo de posibilidades más allá de lo razonable, las impresoras 3-D de gran formato parecen confirmarlo.

Entre alguno de los objetos de demostración hechos con esta impresora Objet1000 porque se puede, he aquí una gigantesca llave inglesa de más de un metro de longitud – toda una demo de «objetos ridículamente grandes», como dicen en Popular Science. Entre las aplicaciones reales: cuadros de bicicleta, piezas para automóviles y similares, a tamaño real.

Aunque la idea sea divertidísima, barata no sale: la impresora en cuestión cuesta unos 800.000 euros a día de hoy… Pero bueno, ya bajarán de precio.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear

Microsiervos Selección


The Geek Atlas

EUR 18,21 (Reseña en Microsiervos)

Comprar


The Most Human Human

EUR 8,83

Comprar


Amazon Associates

Los productos aquí enlazados están a la venta en Amazon. Incluyen un código de Afiliado Amazon Associates que nos cede un pequeño porcentaje de las ventas. Los productos están seleccionados por los autores del blog, pero ni Amazon ni los editores de los libros o fabricantes de los productos participan en dicha selección.

Más libros y productos en:

Microsiervos Selección