Por @Alvy — 10 de Abril de 2012

Aunque sabemos que los robots y otros mecanismos automáticos pueden evitar accidentes no deseados con su increíble sensibilidad, confiar en un robot peluquero nos haría dudar a muchos. ¿Podría definirse un nuevo Test de Turing por la capacidad de confiar en un mecanismo inteligente como este que tendríamos las personas?

Por decirlo claramente: si el brazo robótico empuñara unas afiladas tijeras –y si yo a estas alturas tuviera pelo, que ya es mucho suponer– no sabría decir si me atrevería a dejar tan delicada operación en sus frías manos artículadas en el estado actual de la tecnología. ¿Y con una afilada navaja de afeitar sobre el cuello, a la antigua usanza, estilo El color púrpura? ¡Glups!

Sin embargo el brazo robótico del vídeo, llamado Multi-Arm UGV, maneja con destreza un cortapelo eléctrico, asistido por un operador eso sí, lo cual es no parece tan peligroso . El vídeo además tiene un final más cómico que otra cosa. El protagonista humano era un voluntario y lo recaudado en el «experimento» iba destinado a una fundación benéfica. ¡Todo en nombre de la tecnología!

(Vía Geeks are Sexy.)

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear

Microsiervos Selección


Luna: Apogeo

EUR 2,99 (Reseña en Microsiervos)

Comprar


Exploding Kittens

EUR 24,99 (Reseña en Microsiervos)

Comprar


Amazon Associates

Los productos aquí enlazados están a la venta en Amazon. Incluyen un código de Afiliado Amazon Associates que nos cede un pequeño porcentaje de las ventas. Los productos están seleccionados por los autores del blog, pero ni Amazon ni los editores de los libros o fabricantes de los productos participan en dicha selección.

Más libros y productos en:

Microsiervos Selección