Por Nacho Palou — 17 de Abril de 2007

Tren a reaccion M-497-I

A finales de la década de los años 60 del siglo pasado se hicieron pruebas que consistían en acoplar motores a reacción a máquinas de tren convencionales aunque adaptabas para tales experimentos. Era una época en la que casi todo era susceptible de ser propulsado a reacción (también barcos) y si a alguien se le antojaba también estaba a la orden del día probar a añadir algo atómico –aunque no fue este el caso. Entonces el transporte por tren andaba de capa ca