Por Avión Revue — 3 de Diciembre de 2008

Ante la venerable imagen de un Douglas DC-3 con los colores de su época de Air Fance y KLM, la compañía gala ha celebrado su 75 aniversario en el aeropuerto madrileño de de Cuatro Vientos.

El DC-3 en tierraPor José Mª Parés. Fotos Ángel Yuste. La mañana del pasado día 9 de octubre, exactamente dos días después de haber cumplido 75 años de historia, en la plataforma próxima al chalet del Real Aero Club de España (RACE) del aeropuerto de Cuatro Vientos, permanecía en silencio uno de los aviones más universales de la historia de aviación comercial: un Douglas DC-3, matrícula F-AZTE, que lucía los colores de su época, tanto de Air France como de KLM. Su presencia fue, sin duda alguna, un acierto y la mejor idea posible por parte de Air France para celebrar sus 75 años de historia, y además en un entorno acorde a su sus tiempos como es el aeropuerto de Cuatro Vientos.

Ante un numeroso grupo de invitados, en su mayoría representantes de compañías aéreas, agencias de viajes y tour operadores, y en presencia de Pierre Descazeaux, director general de Air France y KLM para Europa y Norte de África, y del embajador de Francia en España, Bruno Delaye, el director general de Air France y KLM para España y Portugal, Thierry de Beailleul, destacó "el orgullo de celebrar tres cuartos de siglo de historia de Air France. Una historia -prosiguió Beailleul- en la que nuestra compañía se ha posicionados como una empresa innovadora y vanguardista, y a lo largo de cual ha sabido adaptarse a las evoluciones del transporte aéreo".

El director general para España, también resaltó el éxito alcanzado por el Grupo Air France-KLM, tras su fusión en mayo de 2004, y que le ha situado, conservando las dos compañías sus marcas e identidades, como el primer grupo de transporte aéreo de Europa, con una red de 253 destinos, una flota de 606 aviones, y más de 75 millones de pasajeros transportados al año.

En España y Portugal Air France y KLM cuentan con una plantilla de más de 400 trabajadores, y ambas compañías operan junto a sus filiales Brit Air y Regional, vuelos desde Madrid, Lisboa, Barcelona, Bilbao, Valladolid, Vigo, y desde este mes su nueva ruta París-CDG-Oviedo. Además, en código compartido con Air Europa, vuela a Málaga, Valencia, Palma de Mallorca y Alicante.

Según explicó Thierry de Beailleul a Avión Revue, El éxito de la fusión se ha debido a varios factores, «primero por visión de anticipación por parte del presidente del Grupo Air France, Jan-Cyril Spinetta, y después porque ha supuesto poder ofrecer a nuestros clientes una red de rutas más amplia al sumar las redes de dos grandes compañías como Air France y KLM. También porque se han unificado los procedimientos a la hora, por ejemplo, de comprar a mejor precio, y ello nos ha permitido reducir los gastos. Son sinergias que indudablemente mejoran nuestra situación financiera, y la prueba de ello es que en los últimos seis años hemos obtenido beneficios, y nuestra previsiones para final de este año es cerrar el ejercicio con un beneficio operativo de 1.000 millones de euros».

En vuelo

Pero, el protagonismo de jornada quedaba reservado para el Douglas DC-3 pintado con los colores de Air France y KLM, número de serie 9172 y matrícula F-AZTE, aunque del lado de Air France luciera la matrícula F-BBBE.

El DC-3 en vuelo
El F-AZTE durante una de las pasadas que realizó

Tras la puesta en marcha de sus dos motores Pratt & Whitney 1830-90D de 1.200 CV cada uno, el DC-3, con los comandantes Gabriel Levêque y Jacques Lumbroso a los mandos, comenzó a carretear hasta alcanzar la cabecera 28 de la pista del aeropuerto de Cuatro Vientos, para despegar de forma majestuosa y realizar varias pasadas baja altura para deleite de los allí presentes.

55 años de historia

La historia de este superviviente Douglas DC-3, número de serie 9172, se remonta al 5 de marzo de 1943 cuando sale de la factoría de Long Beach, para volar hasta el Reino Unido en plena Segunda Guerra Mundial, y un año más tarde participa en Holanda lanzando de paracaidistas de la 82 División Aerotransportada de la Fuerzas Aéreas estadounidenses. Finalizada la contienda, es reconvertido como transporte, realizando para la Royal Air Force más de 50 misiones durante el bloqueo de Berlín.

En octubre de 1952 pasa a volar con los colores del Ejército del Aire francés, y entre sus ilustres pasajeros figuraría el general De Gaulle.

Ya como transporte civil y matrícula TL-JBB, es adquirido en 1975 por la República Centroafricana convirtiéndose en el avión personal del emperador Jean Bedel Bokassa. En 1983 pasa a la sociedad Transvalair (F-GDPP), y durante cuatro años vuela como carguero la ruta París-CDG-Bruselas para DHL.

En pleno estado de abandono en unos terrenos de la ciudad francesa de Caen, en 1989 un grupo de profesionales y amantes de la aviación crean la asociación France DC-3, consiguen recaudar los fondos necesarios para su compra y posterior restauración hasta ponerlo de nuevo en condiciones de vuelo.

Air France en España
1935 En colaboración con LAPE (Líneas Aéreas Postales Españolas), Air France inaugura el 15 de mayo de ese año su ruta diaria París-Madrid.
1939 El inicio de la Segunda Guerra Mundial, en el mes de septiembre, obliga a suspender a Air France sus vuelos entre Francia y España.
1948 El 11 de septiembre, Air France establece un vuelo semanal entre París y Barcelona, y un mes después reestablece su ruta París-Madrid. El vuelo, realizado con un Languedoc tiene una duración de 3 horas y 50 minutos.
1950 Los Douglas DC-4 sustituyen a los Languedoc en la ruta con Madrid, y un año más tarde, éstos últimos comienzan a volar desde París a Palma de Mallorca.
1956 A partir del 28 de octubre, Air France comienza a operar el Vickers Viscount cinco frecuencias semanales desde Paris a Madrid y Barcelona.
1960 En noviembre hace su aparición en los cielos de España el revolucionario reactor Caravelle, reduciendo a dos horas los vuelos París-Madrid, y algo menos de tiempo a Palma de Mallorca y Barcelona.
1965 Air France establece nuevos destinos a España: Concretamente desde París a Málaga y Las Palmas con Caravelle. Tres años después se suma Alicante como nuevo destino.
1980 La compañía recibe su primer Boeing B-727-200 (F-GCDA), y el 12 de abril entre en servicio en la ruta París-Barcelona. Un mes más tarde se inauguran los vuelos Madrid-Toulouse.
1991 El 2 de enero Air France abre la ruta París-Bilbao, con dos frecuencias semanales operadas con B-727-200.
2003 Desde el 17 de noviembre, su compañía filial Brit Air establece dos vuelos diarios desde París a Valladolid, con CRJ200; y un año después hace lo propio Regional al comenzar a volar a Vigo con Embraer 145.
2008 Desde el 10 de noviembre su filial Regional ha comenzado a volar la nueva ruta París-Oviedo.

Este artículo se publicó originalmente en el número 317 de la revista Avión Revue (noviembre 2008)

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear

2 comentarios

#1 — La Bitácora del Caminante

Una duda que me surge: si la matrícula del aparato es F-AZTE, ¿por qué en el fuselaje muestra la F-BBBE?

-- Wayfarer

P.D. Una opción para suscribirse a los comentarios por e-mail sería muy de agradecer ;-)

#2 — Wicho

Esto es así porque su matrícula activa, bajo la que vuela, es F-AZTE, pero luce la librea de un DC-3 antiguo con la otra matrícula.

Esto es muy habitual en aviones antiguos, que a menudo están registrados con una matrícula pero muestran otra u otras marcas en su librea.

Por ejemplo, el Boeing A75N-1 Stearman de la Fundación Infante de Orleáns está pintado como una avión de la USAAF pero tiene la matrícula civil EC-FNM, y uno de sus T6 está pintado como un avión del Ejército del Aire pero lleva matrícula EC-DUN.

En cuanto a los comentarios, tienes una página con los últimos comentarios con su feed RSS.