Por Nacho Palou — 10 de Enero de 2014

algas-en-petroleo.jpg

El petróleo crudo es el resultado de la transformación natural de materia orgánica en descomposición que se queda atrapada bajo tierra. Es un proceso que lleva millones de años y del crudo salen la mayor parte de los combustibles.

Desde hace tiempo las algas se consideran una fuente para desarrollar biocombustibles, aunque por ahora no sale mucho a cuenta debido al coste energético que requiere completar el proceso para convertir algas en combustible.

Un problema que al parecer está camino de resolverse,

Algae Converted To Crude Oil In One Hour — Un nuevo proceso desarrollado por ingenieros de la Pacific Northwest National Laboratory utiliza algas para producir petróleo crudo en menos de una hora y que puede refinarse de forma convencional en gasolina, diésel o combustible para aviación [...] el prototipo puede procesar casi dos litros de algas sometiéndolas a 350º y a más de 200 bares de presión (200 veces la presión atmosférica), condiciones que inician el proceso mediante el cual la materia orgánica se convierte en crudo de forma natural, bajo tierra y a lo largo de millones de años.

De momento lo que se ha conseguido es mejorar un proceso ya investigado de modo que resulte más barato en términos de coste y que salga «a cuenta» energéticamente hablando, ya que estos procesos requieren consumir apreciables cantidades de energía. Pero vamos, que tal y como lo pintan las algas ya pueden empezar a correr.

Más en Algae to crude oil: Million-year natural process takes minutes in the lab.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear