Logo Lainformacion.com
< Pseudociencia real
La larga cola de la Wikipedia >

Sinrazón

Me preocupa que, especialmente cuando el milenio se aproxima, las pseudo-ciencias y las supersticiones parezcan más tentadoras cada año, la canción de sirena de la sinrazón más sonora y atractiva.

- Carl Sagan en El mundo y sus demonios

5 comentarios

#1 ping AMRS

El libro está mal escrito en general, no tiene un estilo muy bueno, pero el contenido es excelente. Seguro que podríais dedicar un día entero a poner citas interesantes y no os las acabaríais.

Lo peor de este caso, es que acabado el milenio, la tendencia sigue creciendo :-(

#2 ping pobrecito hablador

lamentablemente es como dice Carl. Cada vez más pseudo-ciencia y alguna se cuela en la desesperación de la gente para salir en las noticias como lo de A. Bru

#3 ping Golias

Un amigo mío dejó de trabajar en telemárketing. Se pasó a una "Consultoría Esotérica" (curiosidad: tributan en el IAE como "Proyectos especiales de seguridad privada"). Trabajaba de viernes a domingo, y se levantaba 1.700 pavos más o menos.

Lo terminó dejando porque, entre otras cosas, vio a una vieja practicar sobre su hija un exorcismo de bricolaje: él salió bien librado porque inmediatamente llamó a la Policía, pero es una de esas cosas que no se olvidan jamás.

#4 ping Okok

El Milenarismo y similares no son inventos de hoy en día precisamente...

#5 ping Anonymous

Se me ocurre una reflexión, y es muy probable que esté equivocado, pero ahí va: a medida que las ciencias avanzan se van haciendo más y más complejas y especializadas, en el sentido de que para avanzar en un campo del conocimiento hay que construir sobre la base de lo anterior, y si quieres estar al día has de estarte actualizando continuamente. Esto es así hasta el punto de que en cada ámbito del conocimiento humano hay expertos que se pierden totalmente si pretenden entender lo que hace su compañero de mesa. Esto genera una suerte de "científicos analfabetos" (exceptuando su campo concreto de trabajo) en oposición e los pensadores enciclopédicos de otro tiempo.
Si esto ocurre entre la elite intelectual, imaginaos lo que nos sucede a los simples mortales: es necesario un esfuerzo y una capacidad enormes para hacernos una idea cabal del universo que nos rodea y, la verdad, uno no tiene tiempo para esto si quiere ver el partido y pasar la pantalla esa que se le atraganta. Por lo tanto, es mucho mejor agarrarse a explicaciones irracionales pero simples.
Otra explicación posible es la que apela al abandono de las religiones tradicionales en pro de corrientes exóticas de (anulación del) pensamiento. Sinoptizando, sería algo así como "ya que Cristo ha montado una sociedad anónima que no convence a nadie, a ver qué dice ese gurú que levita en la boca de metro".
Perdonad la extensión; nada más lejos de mi intención que caer en el bocarranismo.