Por @Alvy — 4 de Marzo de 2018

Peter Phil utilizó la mítica escena de 2001: una odisea del espacio para «alimentar a Alexa» imaginariamente con la voz del astronauta Bowman y conseguir un resultado bastante hilarante – incluyendo apariciones estelares de los Talking Heads y los Doors. Un WTF en toda regla, pero casi creíble.

Lo más irónico para quien conozca la escena original es que se suponía que el superordenador HAL–9000 se situaba en un futuro perfecto allá por 2001… Y estamos 17 años ya después en 2018 y así andamos. Que si Alexa esto, que si Siri lo otro y ¡meeec! mucho «Lo sien-to, no te he en-ten-di-do».

Relacionado:

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear