Logo Lainformacion.com
< Hogar
La semana en Ecología Microsiervos >

Motor y al aire en Bilbao

Unos cuantos de vosotros nos habéis pasado el enlace a estas fotografías publicadas en el diario Deia de un Airbus A320 de Iberia intentando aterrizar en Loiu el pasado martes:

Aterrizaje frustrado en Loiu por Zigor Alkorta / Deia
Aterrizaje frustrado en Loiu por Zigor Alkorta / Deia

IANAAP, sólo un aerotrastornado, pero las tres primeras fotos no me parecen más que las de un aterrizaje normal con el fuerte viento cruzado que había en el aeropuerto en ese momento, lo que obliga al piloto a apuntar el morro del avión hacia el viento para que este no lo desvíe del eje de la pista y así «aterrizar de lado», enderezando la trayectoria en el último momento, como se puede ver en este vídeo [Crosswind landings, YouTube 3:48]:

En estas mismas fotos parece que el avión toma un poco pasado de la zona de contacto, con lo que ante la duda de poder enderezar la trayectoria y frenar a tiempo los pilotos habrán tomado la decisión de ejecutar una maniobra de motor y al aire, lo que aunque parezca lo contrario, en esos momentos es la maniobra más segura, ya que el avión va sobrado de potencia, pues se aterriza con los motores prácticamente al ralentí, y a una velocidad no muy inferior a la velocidad necesaria para remontar el vuelo.

De hecho, esta maniobra no se considera ningún tipo de emergencia, aunque en raras ocasiones haya que ejecutarla como respuesta a una emergencia, y en aviones como los Airbus el sistema de control de vuelo la ejecuta automáticamente una vez que se le ordena, básicamente aplicando la máxima potencia disponible e inclinando el avión en el ángulo óptimo para obtener el mayor índice de ascenso.

No discutiré que el bandazo que da el avión en la cuarta foto, probablemente causado porque aquel día el viento además de cruzado era racheado, es como para llevarse un susto, en especial si vas a bordo, pero para eso están los pilotos, ¿no?

El avión aterrizó unos minutos más tarde en el aeropuerto de Foronda en Vitoria sin mayores problemas.

Actualización 20 de enero de 2008: Mikel y Julen nos pasan el enlace a una entrevista con el piloto de este vuelo que publica Deia con el título "No tenemos derecho a que nos tiemble el pulso", en la que el comandante Francisco «Flanaghan» Fernández explica que el aterrizaje estaba siendo normal hasta que una racha de de viento levantó el plano derecho del avión, lo que le obligó a levantar el otro plano para contrarrestar el efecto de este racha, tras lo cual decidió no forzar la cosa e irse a Foronda.