Por @Alvy — 5 de Septiembre de 2012

Literalmente, esa es la idea, a mitad de camino entre lo futurista y lo inquietante: Check in with your face. Básicamente es una aplicación directa del sistema de reconocimiento de caras de Facebook unido a los datos personales, de modo que con solo enseñar el careto en tiendas y restaurantes se pueden conseguir descuentos, ofertas y otras ventajas. Cómo bonus: algunos usos para el mal de los que ya nos enteraremos.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear