Por Nacho Palou — 13 de Marzo de 2017

El vídeo a cámara muy muy lenta recoge un disparo de prueba de un misil Longbow Hellfire desde el buque USS Detroit de la armada de EE UU, a finales del mes pasado. Este tipo de misiles pueden dispararse desde el aire contra objetivos en tierra o desde tierra contra objetivos terrestres; por ejemplo, desde buques hacia pequeñas embarcaciones enemigas o piratas, con un alcance máximo de 8 km.

Cada uno de esos artilugios, fabricado por Lockheed Martin, cuesta 110.000 dólares. Mide 1,63 metros y pesa algo menos de 50 Kg. Aunque no se indica cuál es la velocidad inicial en el disparo, en vuelo el misil puede alcanzar los 1530 km/h — 1,3 Mach o 1,3 veces la velocidad del sonido. España es uno de los países que operan este tipo de misil.

Vía Inverse.

Relacionado,

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear